stars Cómo elegir un buen dominio

Elegir un nombre de dominio adecuado para tu alojamiento puede ser todo un reto. El nombre del dominio es muy importante para la marca de tu alojamiento y se puede considerar como una solución e inversión a largo plazo para tu negocio. Además, un nombre de dominio adecuado puede ayudarte con el marketing y, si lo eliges de forma inteligente, puede atraer a clientes y ayudarte a conseguir reservas directas.

Hemos recopilado algunas recomendaciones para ayudarte a elegir el dominio perfecto para la web de tu alojamiento.

Screen_Shot_2019-03-06_at_10.49.50.png

1. Cuanto más simple y corto, mejor

Para facilitarle la vida a tus clientes, elige un nombre sencillo y corto. Cuanto más largo sea, más posibilidades habrá de que los clientes lo escriban mal en la barra de búsqueda. Evita usar palabras como “o”, “y” o “un/a”, ya que se suelen olvidar fácilmente. Lo mismo ocurre con los números y los guiones. Por ejemplo, en lugar de elegir el dominio “nombre-de-mi-hotel-en-ciudad.com”, elige “nombrehotel.com”. Este dominio no incluye guiones, evita palabras adicionales y ayuda a los clientes a recordarlo.

2. Palabras clave

Usa palabras clave que describan tu alojamiento y sus características únicas. Ponte en la piel de un cliente potencial y piensa en las palabras que utilizaría para buscar tu alojamiento.

3. Caracteres especiales

Evita los caracteres especiales. Los proveedores de dominios (también conocidos como registradores de dominios) no te permitirán incluir caracteres especiales en el nombre de tu dominio. Por ejemplo, no se pueden usar los siguientes: "ñ" “?”, ” !”, “ #”, “ %”, “&”, “ *”.

4. Relevancia

Asegúrate de que el nombre de tu dominio sea relevante con lo que ofrece tu alojamiento. Por ejemplo, si solo te centras en clientes de tu misma región, en un tipo de clientes en concreto como los mochileros, o si tu ubicación es uno de tus puntos fuertes, deberías plantearte incluir esta información en el nombre de tu dominio.

5. Cuida tus palabras

Evita usar lenguaje coloquial en el nombre de tu dominio. Esto dificultará a tus clientes encontrar la página web. También hará que tu página web y tu negocio parezcan menos profesionales.

6. Protege tu marca

Para proteger tu marca, deberías plantearte comprar distintas extensiones de dominio, así como versiones mal escritas de tu marca o nombre de dominio.

Las extensiones de dominio son la parte final de la dirección de tu web, es decir, “.com”, “.nl”, “.co.” y ”.net”. Si solo te centras en clientes de tu país, debería incluir la extensión de tu país (por ejemplo, “.es” para España, “.it” para Italia, “.fr” para Francia, etc.).

Si compras dominios con distintas extensiones, puede elegir un dominio “principal” y redirigir los otros dominios al dominio principal. Puedes hacer lo mismo registrando una versión mal escrita del nombre de tu dominio. Al redirigir a tus clientes desde el dominio mal escrito hasta el dominio correcto, te asegurarás de que los clientes visitan tu página web. Puede ser buena idea comparar distintos registradores de dominios para encontrar la mejor oferta.

Cuando hayas elegido un dominio, puedes comprobar si ya lo está utilizando otra empresa, o si hay una versión similar de otros alojamientos parecidos al tuyo. Asegúrate de comprobar también que el nombre de dominio que tienes en mente no está sujeto a derechos de autor o marcas registradas.